Archivo de la categoría: Uncategorized

Hipocresía sanitaria

Hipocresía sanitaria: ¿Por qué unas vacunas sí y otras no?

Por ESTHER SAMPER (SHORA)

La mayoría de las personas de una población suelen asociar como problemas de salud más importantes aquellos que son más frecuentes y matan a más personas. Sin embargo, muchas veces no es así. Unas enfermedades reciben más publicidad que otras y la población se alarma más ante lo que conoce, lo que lleva a que no todas las enfermedades importen lo mismo. El cáncer y el SIDA son ejemplos de enfermedades sobre las que la población está especialmente sensibilizada.

Istockphoto

De hecho, ahora mismo vamos a comprobar que el párrafo anterior es cierto. Si menciono la palabra “Virus del Papiloma Humano” o “Virus del cáncer de cuello uterino”, ¿a que a prácticamente todos os suena?

Pero si yo menciono ahora al Streptococcus pneumoniae o “neumococo” estoy segura de que la mayoría (quitando personal sanitario) apenas lo conocéis. Ironías de la vida, todos los aquí presentes tenemos muchas más probabilidades de morirnos por el neumococo que por el virus del papiloma humano (y si eres hombre, ya ni te cuento) y, sin embargo, sólo unos pocos conocen el neumococo. Este paradójico resultado se lo debemos al poder de los medios de comunicación.

Hemos sido bombardeados durante meses con información (alguna manipulada) sobre la importancia del virus del papiloma humano y lo “esencial” que es vacunarse contra este virus para luchar contra el cáncer de cuello uterino. Incluso hay campañas de publicidad indirectas montadas en la televisión y revistas. La empresa implicada no puede mencionar la vacuna de forma directa (sería ilegal). En su lugar, informan sobre el cáncer de cuello uterino, su prevención en niñas y que acudas al médico para informarte más al respecto. Una forma de meter miedo en el cuerpo para ir al médico y terminar solicitando la vacuna aunque directamente no te hayan dicho que le digas al médico que te la recete.

El neumococo, implicado principalmente en neumonías, meningitis, otitis y sinusitis, mata y hace enfermar a más personas que el virus del papiloma humano. También hay una vacuna contra él pero, a diferencia del papiloma, no se aplica en el calendario vacunal infantil. Los pediatras y la OMS recomiendan su vacunación universal en niños y llevan años solicitando su aprobación. El ministerio de Sanidad zanjó la discusión en 2007 alegando que: “la incidencia detectada en España no justifica la recomendación de esta vacuna de modo rutinario”.

El hecho de denegar la vacuna del neumococo por su incidencia para posteriormente pasar a aprobar la vacuna contra el virus del papiloma humano (con una incidencia muchísimo menor) es de una hipocresía absoluta. Claro que para comprender la razón de esta hipocresía hay que meterse en temas políticos e intereses comerciales en los que no voy a entrar por su complejidad y extensión. Mi única intención es pasar a evidenciar que esa hipocresía existe con datos comparativos del Neumoco y del Virus del Papiloma Humano.

Características

Virus del Papiloma Humano (VPH): Grupo de virus de transmisión cutánea y sexual. La mayoría de las veces, el contagio no produce síntomas y la infección se resuelve pasando desapercibida. Algunos grupos de virus se asocian frecuentemente a verrugas genitales. Estas verrugas son de buen pronóstico y suelen desaparecer con el tiempo por sí solas o permanecer sin más complicaciones. En un porcentaje muy bajo de los casos y con unas cepas específicas (16 y 18 principalmente) se produce cáncer de cuello uterino tras un tiempo después de la infección.

Neumococo (N): Bacteria que se transmite por vía aérea a través de las secreciones de personas infectadas (a través de estornudos, contacto directo, etc…). Está implicado de forma predominante en neumonías (principal causa en niños), sepsis, meningitis (principal causa en niños), otitis (30-50% del total de otitis producidas en niños) y sinusitis.

Epidemiología Mundial:

VPH: Alrededor de 500.000 casos detectados y 280.000 muertes por cáncer de cuello uterino al año.

N: Se desconoce la cifra real de infecciones con el neumococo implicado. Las estimaciones son muy variables de unos países a otros. Las muertes asociadas a infecciones por neumococo se estiman en más de un millón y medio de personas al año de los cuales la mayoría eran niños menores de cinco años.

Epidemiología española:

VPH: Existe una frecuencia de 7,6 casos por cada 100.000 mujeres, detectándose alrededor de 2.000 casos al año de cáncer de cuello uterino. 600 mujeres muertas al año por la misma causa.

N: Al no ser una enfermedad de declaración obligatoria, no se conoce con rigor la magnitud de la infección. Se estima que la incidencia es de alrededor de 100 casos por cada 100.00 habitantes al año (para niños menores de dos años). Para la población general, la incidencia varía entre los 10 y 100 casos por cada 100.000 habitantes al año, según los estudios realizados y las comunidades implicadas. En palabras de un experto del centro nacional de microbiología en el año 1997, fue responsable de 15.000 neumonías, 112 meningitis y 329 sepsis, con una media de mortalidad de casi el 50%. Lo que supone miles de muertes por neumococo en un año en España.

Peculiaridades epidemiológicas españolas:

VPH: España es uno de los países del mundo con la incidencia más baja de cáncer de cuello uterino.

N: España tienen una incidencia media de infecciones por neumococo con respecto a otros países del mundo. Sin embargo, es el país del mundo líder en resistencias del neumococo, empeorando el tratamiento y el pronóstico.

Medidas de Prevención:

VPH: Disminución de la promiscuidad sexual y utilización de preservativos. Screening mediante detección precoz de cáncer de cuello uterino con un Papanicolau anual en mujeres. Vacuna del VPH.

N: Ninguna efectiva, debido a su vía de transmisión aérea, salvo vacuna contra el neumococo.

Tratamientos:

VPH: Con detección precoz del tumor gracias al screening, el tratamiento del tumor es de excelente pronóstico (curación casi al 100%) . El tratamiento del cáncer de cuello uterino en fases avanzadas goza de mal pronóstico.

N: El tratamiento con antibióticos en neumonías, sepsis y meningitis no evita entre el 30-50% de mortalidad y gran cantidad de problemas neurológicos asociados (sordera y daño cerebral con parálisis). Dificultad añadida por las resistencias que muestra el neumococo.

Coste de las Vacunas:

VPH: 465 euros cada vacuna para la población general. Alrededor de 300 euros la vacuna para el sistema de salud.

N: La vacuna heptavalente (hay otros tipos de vacuna) tiene un precio de alrededor de 300 euros (las 4 dosis necesarias). A 74 euros la dosis.

Efectividad de las Vacunas:

VPH: Se desconoce el tiempo que la vacuna será efectiva y si es efectiva en niñas. Tampoco se conoce si es necesaria la revacunación. Sólo se sabe su efectividad durante un periodo de siete años en mujeres. Se estima que evitará el 70-80% de los casos de cáncer de cuello de útero. No hay experiencia de eficacia a medio y largo plazo de la vacuna en ningún país. No evitará los gastos del screening ni las consultas médicas que deberán seguir haciéndose.

N: La vacuna heptavalente tiene una efectividad en torno al 80-90% contra las cepas indicadas que son las que producen la mayoría de infecciones neumocócicas (meningitis, neumonía, sepsis, otitis…). La duración de la protección es de 9-10 años. Al ser niños y determinada población de riesgo las principales víctimas del neumococo, se indican a ellos la vacunación. Este margen de tiempo es útil para la prevención. Sólo se revacuna en población de riesgo. La experiencia de vacunación en otros países es favorable disminuyendo de forma importante las infecciones y muertes por neumococo. En España, los hospitales que han probado su uso durante años observaron un descenso del 80% de meningitis por neumococo además de un descenso considerable en otras afecciones. Según los especialistas, el gasto de las vacunas es inferior a los gastos de la enfermedad.

Medidas propuestas por el Ministerio de Sanidad para la vacunación:

VPH. La vacuna contra el VPH se incluye en el calendario vacunal infantil.

N: No se incluye en el calendario vacunal infantil. Sólo Madrid lo incluye por su cuenta en el calendario. En las demás comunidades se aconseja la vacunación a población de riesgo y en algunas se ofrecen campañas de vacunación del neumococo a niños.

Y después de tantos datos, sólo puedo dejar unas preguntas en el aire: ¿Por qué si la vacuna contra el neumococo evita más enfermedades y muertes que la del VPH y se conoce mucho mejor su eficacia no se incluye en el calendario vacunal? ¿Por qué no veo publicidad en la televisión avisando a los padres de los peligros del neumococo sobre sus hijos? ¿Por qué se da tanta publicidad a la muerte de 600 mujeres por cáncer de cuello uterino y no a miles de niños y ancianos que mueren en España por el neumococo y que también se podían haber evitado? ¿De dónde viene la hipocresía?

Visto en: Soitu salud.

OPINIÓN DEL DIRECTOR DE SALUD PÚBLICA SOBRE LA VACUNA (antes del nombramiento…)

Aquí podeis leer un artículo sobre la vacuna escrita, entre otros expertos, por el actual director de salud pública del ministerio de sanidad, antes de que fuera nombrado director. Aquí os dejo algunos fragmentos.

“Independientemente del desenlace del debate, creemos que su propia existencia propicia un análisis que puede enriquecer y aleccionar sobre cómo debe configurarse el proceso de toma de decisiones en salud pública para que se oriente a la búsqueda del bien público y sea más participativo y transparente“.

Es difícil de entender que se apruebe la vacunación sistemática en las niñas sin asegurar la cobertura y la calidad de los programas de cribado, y no se ha cuantificado la inversión necesaria para conseguir, por ejemplo, que el cribado de cáncer de mama funcione con la máxima cobertura y calidad posible. Estas mejoras pueden tener un efecto en salud mucho más relevante que la vacuna, y además son inmediatas, mientras que la vacuna no comenzará a producir efectos más que a muy largo plazo. La cuestión clave en este punto es la ausencia hasta ahora de estudios de coste-efectividad realizados en España sobre diversas intervenciones preventivas del cáncer, que permitan establecer el costeoportunidad de una u otra medida“.

Todo el documento aquí: http://www.mediafire.com/?twm1oc329zy

Sitio al cáncer de cérvix

Una prevención adecuada permite reducir en un 80% el número de casos

Asturias está entre las tres Comunidades que tienen el mayor índice de cáncer de cuello de útero en España, pero esta enfermedad agoniza en Avilés, donde en los últimos años el número de casos ha disminuido drásticamente. Julio Velasco, experto en Anatomía Patológica del Hospital San Agustín de Avilés, lo explica así: “Más peligroso que el virus que produce este cáncer es la falta de información”.  Empezando por la izquierda, Jesús Pinto y
Julio Velasco, médicos patólogos; Avelina González, técnico superior; y Cristina Pérez, bióloga. Todos ellos integran el Grupo de ADN VPH del Hospital San Agustín de Avilés.

La reducción en Avilés de los casos de este cáncer, el segundo más frecuente a nivel mundial, ha sido anterior a que se comercializara la vacuna contra el virus precursor de la enfermedad, lo que muestra la importancia que tiene una adecuada prevención secundaria (es decir, sin vacuna). Según Velasco, la vacuna, aunque sea un gran avance, no es el único método efectivo. Por el momento, la inyección protege contra los dos tipos del virus de papiloma humano (VPH) que causan el 70% de casos de cáncer de cérvix (el VPH 16 y el 18), y aún no incluye otros 13 tipos que suman un 25% más de los casos. Según Velasco, aunque varios laboratorios están trabajando en que la vacuna pueda cubrir todos los tipos de VPH, lo más probable es que no cambie demasiado hasta dentro de una década.

El conocimiento que llega a los ciudadanos sobre la vacuna casi siempre está mediado por la industria, y a veces incorpora cierto nivel de sesgo y alarma. Un cribado bien hecho, dentro de una adecuada estrategia de prevención, es tan efectivo frente al cáncer como la vacuna”, explica Velasco.

Según las recomendaciones de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, la prevención mediante cribado debe comenzar a los veinticinco años, o a los tres años desde el inicio de las relaciones sexuales. Esta técnica, que es indolora, consiste en raspar suavemente el cuello del útero para obtener células de la zona que posteriormente se analizan en el laboratorio mediante la técnica de la citología. Y según los datos de la Agencia Internacional de Investigación Contra el Cáncer, el cribado mediante citología de Papanicolaou cada 3-5 años, entre los 35 y los 64 años permite reducir la incidencia del cáncer de cuello de útero (o cérvix) en un 80%.

Tendencia al aumento de casos
Pero, pese a los buenos resultados obtenidos en la prevención y a que el virus en Asturias esté controlado, Velasco y su equipo saben que la situación no es como para dormirse en los laureles: “ahora está subiendo la incidencia y la mortalidad relacionada con el cáncer cervical en las mujeres que nacieron a partir de la segunda mitad del siglo XX”, explica. Este hecho está relacionado con los cambios sociales y el proceso de liberación sexual que se ha producido a partir de esa fecha. Porque la transmisión del virus tiene lugar por vía sexual, aunque en los hombres no suele causar síntomas y en muy pocos casos deriva en cáncer de pene.

Asturias, Mallorca y Tarragona son las áreas que presentan un mayor número de casos de cáncer causado por VPH. Concretamente, en el Principado hay algo más de 8 casos de cáncer por cada 100.000 mujeres, mientras que la media nacional es de 7. Como explica Velasco, “el índice de cáncer de cérvix está muy relacionado con la actividad sexual”. Y esto hace pensar que en Asturias se ha practicado más el sexo que en zonas que se sitúan bajo la media nacional como Ávila, afirma este investigador, que destaca que no hay evidencias científicas ni estudios sociológicos al respecto.

VPH no es igual a cáncer
Es un error extendido identificar automáticamente y en todos los casos la presencia del VPH con cáncer, señala Velasco. De hecho, “haberse contagiado alguna vez por VPH es lo más habitual. Pero menos de un 10% de los contagiados tendrá una infección persistente, que a los quince años del contagio deriva en cáncer”.
Lo más normal es que el propio organismo elimine el virus. Y no darle esa oportunidad al sistema inmunitario, en el marco de un seguimiento médico responsable y adecuado, produce grandes perjuicios en las mujeres afectadas: “en este ámbito hay una tendencia al sobretratamiento en el sistema de salud. Se dan casos de uso de técnicas quirúrgicas en las que se extirpa una parte del cuello del útero por una simple infección, y que causan daño físico y psicológico a la mujer”, destaca Velasco.

En cuanto a la gestión del VPH, este investigador afirma: “Aquí, la prevención es buena, aunque sea derrochando, y es posible hacerla muy buena, y ahorrando”. Pero, en su opinión, para ello es necesario que las autoridades sanitarias promuevan el desarrollo de un plan para la erradicación del cáncer cervical que oriente las políticas de prevención primaria y secundaria en consonancia con la propia situación de nuestra comunidad. “Dentro de sus cometidos estaría racionalizar y homegeneizar el cribado, así como propiciar la difusión de información de calidad sobre el VPH, su prevención y tratamiento entre los sectores médico, político y hacia los ciudadanos”.

El cáncer de las excluidas
Pero la situación es muy diferente en otros lugares donde ni siquiera hay prevención. El cáncer de cérvix es la causa más frecuente de muerte en mujeres jóvenes en muchos países, especialmente en Sudamérica y África. Y en Zimbabwe, el país más azotado por esta enfermedad, una de cada 20 mujeres tienen este cáncer, mientras que en Navarra habría que juntar a algo más de 27 000 mujeres para encontrar un solo caso.

Además, la población de estos países no puede acceder a las vacunas ni a la prevención por cribado. Ante todo esto, Velasco es claro: “la vacuna es segura y en Europa ya hay más de un millón de mujeres vacunadas, pero su implantación debería hacerse ante todo en países en vías de desarrollo o en zonas marginales, donde las mujeres no acceden a las pruebas citológicas y mueren por cáncer de cérvix”. Según considera este especialista, en nuestro medio es mucho mas urgente ordenar previamente el cribado, lo cual sería muy beneficioso para las arcas y para la cualificación del Servicio de Salud; y en un proceso posterior, podría contemplarse la introducción de la vacuna, eso sí, dentro de una estrategia global.

Investigaciones en curso
El equipo de ADN VPH del Hospital San Agustín de Avilés, que dirige Julio Velasco, mantiene abiertas varias líneas de investigación relacionadas con el cáncer de cuello de útero para adaptar los avances de los estudios médicos a las características de la población asturiana. Una de ellas es el cribado de una muestra bien definida y representativa de la población total de Avilés, y su objetivo es conocer el porcentaje de mujeres citológicamente normales (sin síntomas de enfermedad) presentan el VPH. En esta vía de estudio, los últimos resultados han sido de un 8%, una cifra que concuerda con estudios europeos.

Otra de las investigaciones abiertas en el equipo de Velasco y de la que se encarga la investigadora predoctoral Cristina Pérez es el estudio del ADN del VPH presente en los tumores extraídos a las mujeres asturianas con cáncer de cérvix.

Vía: http://www.plataformasinc.es/index.php/esl/Reportajes-y-entrevistas/Sitio-al-cancer-de-cervix

¿PROTECCIÓN DE LAS NIÑAS O DE LA INDUSTRIA?

El próximo viernes 30, a las 20 h hay una charla-debate en el local Cambalache (Martinez Vigil, 30, bajo Oviedo) con el título: VACUNA DEL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO: ¿PROTECCIÓN DE LAS NIÑAS O DE LA INDUSTRIA
Coordina: El grupo de feminismo de Cambalache.

Más información: www.localcambalache.org

Nuevos documentos: El sinsentido de la vacuna.

El sinsentido de la vacuna. http://www.dsalud.com/numero99_1.htm. Artículo de la revista Discovery Salud . DE especial interés porque contiene declaraciones de Diana Harper, científica que lleva 20 años trabajando en la vacuna, que recomienda no vacunar. Pese a que su trabajo depende de Merck,laboratorio fabricante, Diana sostiene que prefiere tener la conciencia tranquila. Estuvo además en Oviedo hace poco en un congreso.

http://www.dsalud.com/numero80_2.htm. Añadimos otro reportaje en el que se aborda el tema de las demandas que se han interpuesto al laboratorio Merck por el antiinflamatoiro Vioxx que provocó numerosas muertes en Estados Unidos. Para saber con quién tratamos.

  • Otra referencia inexcusable es la del periodista Migual Jara, autor del imprescindible de Traficantes de Salud (Icaria). En su blog hay entrada dedicada a la vacuna VPH y temas similareshttp://amorhumoraccion.blogspot.com/Esta pagina recoge más concretamente las palabras de Diana Harper, que lleva 20 años investigando la vacuna contra el VPH. Alerta sobre sus peligros. http://www.realitycheckinc.org/id93.html
  • Información independiente sobre el VPH.